Localizados sanos y salvos los dos espeleólogos desaparecidos en la cueva de Cantabria

Los dos espeleólogos de Castilla y León desaparecidos desde este sábado en la cueva Garmaciega Sima el Sombrero en Cantabria han sido localizados sanos y salvos en la tarde de este lunes. Un amplio dispositivo de emergencias y rescate ha trabajado desde la jornada de este domingo en su localización, y finalmente la vallisoletana Paloma Bombín y su novio salmantino Alfonso Urrutia, han sido hallados con vida en el interior de la cavidad. La pareja de espeleólogos castellana y leonesa ha sido localizada en buen estado de salud y saldrán de la cueva por sus propios medios junto a los rescatadores. Alrededor de las 18.00 horas de este lunes saltaba la buena noticia de que Paloma y Alfonso se encontraban con vida en el interior de la cueva tras más de 48 horas sin noticias suyas, precisamente, desde que el sábado al mediodía accedieran a la ruta de la cueva cántabra de Garmaciega.

El final feliz ha sido muy celebrado por todo el dispositivo de Emergencias que se ha movilizado puesto que las primeras búsquedas resultaron sin éxito en la localización de los dos espeleólogos, pero finalmente, tras una búsqueda más exhaustiva se ha dado con el paradero de la pareja de jóvenes desaparecidos de Castilla y León. En las próximas horas, tras ser localizados, saldrán al exterior junto a los rescatadores para reunirse con sus familiares que han vivido unas horas de angustia e incertidumbre. Una de las principales hipótesis que se baraja por el momento hasta que Paloma Bombín y Alfonso Urrutia den más detalles de lo sucedido, es que ambos se habrían equivocado de recorrido durante la actividad que iniciaron en la jornada del sábado 22 de junio desorientándose fuera de la zona principal. Según ha explicado la Guardia Civil, en concreto han sido localizados en la Sima Sombrero y una vez se ha dado con su paradero, han ascendido ilesos por la cavidad con los rescatadores.

Desde el primer momento se ha mantenido la esperanza de que ambos jóvenes de Valladolid y Salamanca se encontraran a salvo en algún refugio a la espera de ser auxiliados, ya que eran dos espeleólogos con experiencia. Y a pesar de que en las primeras búsquedas parecía que podrían haber sufrido algún percance grave, finalmente, han sido hallados en buen estado de salud. Tras conocerse este feliz desenlace, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien ha seguido con preocupación el rescate de estos dos vecinos de la Comunidad, ha celebrado su localización. «Llegan buenas noticias de la Cueva de Soba en Cantabria. Paloma y Alfonso han sido localizados en buen estado y se procede al rescate. Gracias al Gobierno de Cantabria, a la UME, al 112 de Cantabria, al GREIM de la Guardia Civil y a todas las personas que lo han hecho posible«, destacó el presidente autonómico. Además, la Junta de Castilla y León envió a Cantabria un equipo con rescatadores y psicólogos para colaborar en la búsqueda.

Los equipos de rescate de Cantabria y de la Unidad Militar de Emergencias iniciaban este domingo la búsqueda de los dos espeleólogos de Castilla y León desaparecidos desde este sábado en la cueva de la Garmaciega-Sima del Sombrero. La pareja, una mujer vallisoletana y su novio salmantino, se adentraron en la cavidad de Soba dentro de una actividad de la Fundación Espeleosocorro Cántabro (ESOCAN) en el mediodía del pasado 22 de junio de manera autónoma y sin dar el correspondiente aviso al 112, y tras estar 48 horas en paradero desconocido han sido localizados ilesos. Cabe recordar que la búsqueda de estos dos jóvenes castellanos y leoneses se activó precisamente después de que estos no salieran en el horario establecido de la actividad, a eso de las 12.00 horas del domingo. El primer aviso de la desaparición de estos dos espeleólogos se dio por parte de la Fundación organizadora de la ruta y fue cuando se notificó dicho incidente a los Servicios de Emergencias.

A partir de aquí, el Gobierno de Cantabria activó el Protocolo Operativo de Rescate para tratar de localizar a la pareja de espeleólogos y durante la noche de este domingo, dos equipos del Gobierno cántabro que se adentraron en la cavidad recorrieron la travesía marcada sin localizar a los afectados. Posteriormente, se prepararon dos equipos de la UME, uno en misión de búsqueda y otro en misión de comunicaciones, que entraron a la cueva para inspeccionar zonas que se salían de la travesía clásica, por si por error, los jóvenes desaparecidos de Valladolid y Salamanca se hubieran adentrado por un ramal no señalizado. Además, según indicaban desde el 112 de Cantabria, a lo largo de la jornada de este lunes 24 de junio, los efectivos del GREIM de la Guardia Civil, se adentraron en la Sima del Sombrero para llevar a cabo labores de localización en dos ramales más de la cavidad cántabra, hasta que por fin, en la tarde finalmente la pareja ha sido encontrada.