Renault confirma durante la visita de Pedro Sánchez la contratación de 500 ingenieros en los próximos dos años en su centro I+D+i en Valladolid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha visitado esta mañana el centro de I+D+i de Renault Group en Valladolid, donde ha subrayado que el Ejecutivo ha dado “prioridad absoluta” a la transición hacia el vehículo electrificado para anticipar los cambios globales que se están produciendo, salvando cientos de miles de trabajos y plantas industriales. “El Gobierno va a hacer todo lo que esté en su mano para que los fabricantes que quieran invertir en España encuentren el respaldo que necesitan”, ha sentenciado.

La resolución del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económico (PERTE) del Vehículo Eléctrico y Conectado supondrá la movilización de unos 880 millones de euros de fondos públicos y otros 2.250 millones del sector privado, ha detallado el jefe del Ejecutivo. Pedro Sánchez ha resaltado que en breve se lanzará una nueva convocatoria del PERTE y se activarán otros instrumentos de la Administración General del Estado, en colaboración con las comunidades autónomas, para apoyar a toda la cadena de valor del sector. “Vamos a ir más allá. Hay empresas importantes del sector que no han podido participar en el PERTE del Vehículo Eléctrico o proyectos que no han podido ser financiados”, ha incidido.

Los recursos del PERTE se suman a los fondos ya aprobados para movilidad eléctrica en el marco del programa Moves, o los fondos del Centro para el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (CDTI) para la I+D+i asociada al vehículo eléctrico. En total, los recursos públicos comprometidos para ayudar a empresas y particulares superan los 2.000 millones de euros

Además, esta fábrica, pieza clave para el polo de hibridación del Grupo Renault, incrementa su plantilla en 500 ingenieros, hasta los 1.500 profesionales. Pedro Sánchez ha afirmado que la apuesta por la electrificación del sector es evidente en España y en consecuencia considera que es garantía de éxito que Renault esté en esta sintonía con estos objetivos que contribuirán a la reducción y eliminación de los gases contaminantes.

El presidente del Gobierno, en su tercera visita a las plantas de Renault en Valladolid, conoció en el centro I+D+i el primer vehículo que salió de la factoría, el 4×4. Desde entonces han sido casi 20 millones de coches y más de 100.000 empleados.

El objetivo compartido del sector y del Gobierno, ha explicado el jefe del Ejecutivo, es que España “aspire a ser uno de los líderes mundiales en la fabricación del coche eléctrico, como lo ha sido en la industria del automóvil hasta hoy”. El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia cuenta con una dotación de 13.000 millones de euros destinados a la movilidad sostenible para la otra gran apuesta que España está liderando: consolidar la descarbonización para impulsar una economía verde que genere empleo de calidad y combata los efectos del cambio climático.

“No hay otro país donde la apuesta por la electrificación sea más rentable: somos el segundo fabricante de vehículos en toda la Unión Europea, tenemos un tejido industrial potente y, gracias a los fondos europeos, una gran capacidad de inversión pública”, ha concluido el presidente.