Madrid y Valladolid abordan líneas de colaboración sobre movilidad y la implantación de la Zona de Bajas Emisiones

El concejal de Tráfico y Movilidad del Ayuntamiento de Valladolid, Alberto Gutiérrez Alberca, junto al gerente de AUVASA, Eduardo Cabanillas, y varios técnicos municipales, se ha desplazado a Madrid en el marco de una jornada de trabajo con el Ayuntamiento de la capital española, con el objetivo de establecer la colaboración precisa para el análisis y el desarrollo de proyectos y actividades comunes que mejoren los servicios a la ciudadanía. A modo de ejemplo podría ser sobre los sistemas integrados de transporte o la utilización de bicicletas y autobuses con los mismos títulos, y que las políticas públicas implantadas en materia de movilidad en ambas ciudades alcancen el mayor nivel de excelencia posible.

En el transcurso de la misma Gutiérrez Alberca ha mantenido una reunión con el delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, y la coordinadora general de Movilidad, María José Aparicio, con el propósito de conocer los avances en materia de movilidad de la capital, así como la implantación de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), y posteriormente, ha visitado el Centro de Gestión de Movilidad. Tras la reunión, el edil vallisoletano también ha visitado el Centro de Control de Tráfico, y se ha reunido con la directora general de Gestión y Vigilancia de la Circulación, Marta Alonso Anchuelo, y el subdirector general de Regulación de la Circulación y del Servicio del Taxi, José Javier Rodríguez, para abordar el control de las ZBE.

Además, el concejal de Tráfico y Movilidad del Ayuntamiento de Valladolid ha visitado el Sistema de Ayuda a la Explotación de la EMT, donde se ha reunido con el director de Servicios de Transporte, Carlos Sierra, el director adjunto a la dirección de Servicios de Transporte, Agustín Muñoz Garrido, y el subdirector de Operaciones, Juan Carlos Hernández Sánchez, para abordar las políticas de gratuidad líneas Cero y las novedades. Se da la circunstancia de que ambas ciudades disponen de una empresa municipal 100% pública, que garantiza el servicio de transporte público y están consolidadas como empresas integrales de la movilidad, dotando de diversidad de servicios relacionados con este como puede ser las bicicletas públicas, aparcamientos, recarga eléctrica, grúa, consultoría e infraestructura asociada a estos servicios.

Además, existe un vínculo histórico que une a Valladolid y Madrid, y que ha sido consolidado con la estrecha unión que ha creado el ferrocarril, conectando ambas ciudades en tan solo 50 minutos. Muchos ciudadanos de ambos municipios viajan casi a diario para trabajar en este corredor, se estima que en torno a 4.500 personas, siendo este un elemento tractor de un beneficio social y económico para ambos municipios. Desde el Consistorio vallisoletano destacan que las sinergias creadas en el pasado y presente crean una oportunidad para seguir colaborando en objetivos comunes y en el desarrollo de proyectos que beneficien a ambas ciudades y optimicen o mejoren los modelos existentes.