La otra cara del Real Valladolid 4-1 Celta: dobletes de Sergio León y Masip, la Navidad de Vigo o el mal ambiente con Guardiola

El Real Valladolid se dio un festín ante el Celta de Vigo con una espectacular goleada. Un marcador final que dejó sin palabras a los aficionados vigueses que se desplazaron hasta Zorrilla, y que por cierto, protagonizaron un bochornoso espectáculo durante los 90 minutos con insultos y polémicas a su alrededor, pero como diría aquel, quedaron retratados. Pero volviendo a lo importante, el Pucela sumó tres puntos vitales en una semana con nueve en juego donde el equipo logró superar la dura derrota hace escasos días ante el Espanyol.

Si en la previa del Real Valladolid vs Celta hablábamos del sonrojante dato que sobrevolaba Zorrilla, ayer los blanquivioletas se quitaron esa espinita de haber anotado tan solo un gol ante su afición. Un encuentro que tuvo de todo, golazos, tres penaltis fallados, debuts, y sobre todo, la unión de un equipo y afición que se vio tras el final. Uno de los hombres del encuentro fue Sergio León que aunque no fue titular, pero la media hora sobre el césped le valió al ariete blanquivioleta para anotar su segundo doblete del curso frente al Celta. “Hoy le ha tocado jugar a otros compañeros por mí y me ha dado tiempo a hacer de todo en treinta minutos. Muy contento, aunque no solo por los goles, sino por los tres puntos. Tenemos tres partidos en una semana y debemos sacar los máximos puntos posibles”, señaló el protagonista tras el partido.

El delantero explicó que el choque fue “un poco atascado al principio y luego de ida y vuelta”. “En la segunda parte hemos salido bien y a raíz de ahí han llegado los goles”, apuntó. De hecho, él llevó ese timón, aunque tuvo que reponerse tras la intervención de Marchesín a su lanzamiento desde los once metros. “El gol, el penalti fallado, que ha sido una buena parada del portero, y a la siguiente he tenido la suerte de iniciar y finalizar la jugada. No ha dado tiempo a lamentarme”, dijo. El ‘7’ del Real Valladolid reconoció que el delantero “vive del gol”, pero explicó que con el paso de las temporadas ha aprendido a hacer otras funciones, y eso sí, no quiere “marcar una cifra” de dianas, a pesar de ser el pichichi blanquivioleta con cuatro.

Otro de los protagonistas fue el guardameta Jordi Masip que sus números con el Real Valladolid siguen creciendo. Y es que este miércoles frente al Celta dejó su sello parando un penalti -dos, con la repetición- en el gran triunfo del Pucela, con quien alcanzó los 100 partidos en LaLiga Santander. El capitán, que había cumplido los 100 totales en Primera -jugó uno con el FC Barcelona-, el pasado domingo frente al Espanyol, sigue aumentando sus registros en su sexta temporada como blanquivioleta.

Ahora, también en Zorrilla cumple los 100 en Primera. A estos hay que sumar 65 en Segunda, 2 en Copa del Rey y 4 en playoff de ascenso, lo que hace un total de 171 encuentros con la camiseta del Real Valladolid. Unos números que siguen aumentando, como los penaltis parados este curso con este a Iago Aspas, después del que detuvo a Enes Ünal en la anterior victoria ante el Getafe. Así, Masip ya acumula seis penaltis parados de 21 que le han lanzado en Primera, lo que supone un 28,57%. Un gran registro con enjundia para el capitán blanquivioleta.

Por último, otro de los nombres propios fue el lateral derecho del Real Valladolid Promesas, Lucas Rosa, que saltó como titular en la defensa pucelana que estrenó nueva línea de tres centrales. Pacheta tuvo unas palabras de agradecimiento hacia el jugador y aseguró tras el encuentro que era su “momento”: “El chico ha dado el nivel que esperábamos y ha sido valiente contra Javi Galán, un jugador que está cerca de la selección y uno de los que más regates hace. No era fácil y me alegro mucho por Lucas. Otro más para la causa”, expresó el míster.

El encuentro ante el pucelanos y vigueses también dejó un señalado por parte de los seguidores blanquivioletas, Sergio Guardiola. El delantero recibió una importante pitada tras el cambio en la segunda parte, unos pitos que a Pacheta no le gustaron tal y como desveló en la rueda de prensa posterior al encuentro. Pacheta tal y como desveló ante los medios tiene “el reto de cambiar los pitos” por parte del público. “No me parece justo, ni normal. Esto no suma. La afición protesta. Algo habrá hecho Sergi, no lo sé, pero conmigo no hay justificación. Seguiremos porque es un jugador muy importante en este equipo”, concluyó.

En el plano extradeportivo, el post partido también dejó una graciosa anécdota protagonizada por el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, quien aprovechó sus redes sociales para felicitar al Real Valladolid por su victoria y lanzar un pequeño pellizco a su compañero, Abel Caballero, alcalde de Vigo y esa ‘polémica’ por ver quien tiene la mejor Navidad. “Que me perdone mi querido y admirado Abel Caballero, pero este año ganamos a Vigo hasta en las luces de Navidad”, expresó el regidor en Twitter.