La ampliación de la Educación Infantil gratuita de 1 a 2 años permitirá a las familias de Castilla y León un ahorro de 2.000 euros por niño y curso

La implantación de la gratuidad de la educación para los niños de 2 años ha sido muy bien acogida por las familias, que han optado mayoritariamente por este servicio. Así lo ha subrayado la consejera de Educación, Rocío Lucas, en su vista esta mañana a la Escuela de Educación Infantil ‘Nuestra Señora de la Concha’ en Zamora. Convencida de que la medida “redundará en la dinamización de nuestro sistema educativo y en su calidad, pues la incorporación temprana al mismo es fundamental para la obtención de mejores resultados educativos en etapas posteriores”.

Lucas ha puesto en valor el anuncio del presidente, Alfonso Fernández Mañueco, de seguir dando pasos en esta dirección. Así, el próximo curso los niños de 1 a 2 años también tendrán acceso a la educación sin ningún coste para las familias. El nuevo servicio tendrá, además de carácter educativo, un componente asistencial motivado por las características de los escolares.

La Consejería de Educación ha diseñado una gran oferta para los niños de 2 años que ya han entrado en el sistema educativo, un abanico de 653 centros -377 públicos y 276 privados-. Las familias de Castilla y León han realizado 9.993 peticiones para cursar este nivel, de las que 2.403 pertenecen a centros gestionados por la Junta de Castilla y León; 3.334, a los ayuntamientos; y 4.256, a centros privados. Estas cifras se traducen en que el 77,7 % de los padres de los niños nacidos en el año 2020 han decidido que su hijo entre en el sistema educativo a los 2 años.

Además de las ventajas para el sistema educativo, Rocío Lucas ha recordado que “las familias tendrán un ahorro medio estimado cercano a los 2.000 euros por niño y curso y que la medida contribuirá a facilitar la vida de las familias y hacer frente al reto demográfico”. La consejera del área ha subrayado que su departamento ha contratado 256 técnicos de Educación Infantil en la Comunidad para la implantación de esta medida. Asimismo, se han adecuado los espacios de un total de 118 centros educativos dependientes de la Consejería de Educación.

“El curso ha comenzado ahora, en septiembre, y terminará en junio, pero, al igual que ocurre con otras etapas, en los centros gestionados por la Junta de Castilla y León habrá una oferta de actividades complementarias durante el mes de julio y las vacaciones escolares”, ha subrayado la consejera, que también ha recordado la oferta de otros servicios como el comedor escolar, Madrugadores o Tardes en el Cole.