Juan Luis de No presenta en Valladolid ‘Un hombre sin miedo’: «La vida del padre Llanos nos permite hablar de dignidad y cambio de opinión»

Los Cines Casablanca de Valladolid, dentro de sus coloquios y jornadas con directores de cine, ha contado con una visita de lujo. El extremeño Juan Luis de No ha presentado este miércoles 12 de junio su último documental ‘Un hombre sin miedo’. El director y realizador ha compartido con los asistentes una sesión de coloquio en el que se han analizado los asuntos que aborda su trabajo, así como la historia en la que ahonda el documental, con la transformación del jesuita José María de Llanos. Durante su visita a los Cines Casablanca, el cineasta Juan Luis de No ha atendido a Valladolid Plural para contar todo lo que hay detrás de ‘Un hombre sin miedo’ y todas las inquietudes que surgen de esta película documental.

Juan Luis de No narra en ‘Un hombre sin miedo’ la vida de José María de Llanos, un jesuita muy conocido en los años 80 que fue director espiritual de Francisco Franco y posteriormente se desvinculó al régimen para irse al barrio del Pozo del Tío Raimundo, una de las zonas más pobres del momento de Madrid, para acabar siendo miembro del Partido Comunista e impulsor de Comisiones Obreras. «El jesuita José María de Llanos durante su etapa como confesor de Franco se dio cuenta de que por ese camino no conseguía los objetivos que él tenia, que eran mejorar la vida de la gente y decidió irse a vivir con los pobres en el Pozo del Tío Raimundo de Madrid y allí según sus propias palabras fue evangelizado por los propios vecinos. Su convivencia con los desheredados le lleva del nacional catolicismo a ser militante de Comisiones Obreras y el Partido Comunista«, ha detallado el director.

En el documental se ve cómo el padre Llanos va cambiando su punto de vista haciendo una alianza con los vecinos contribuyendo a la transformación del barrio madrileño, todo ello, durante la Transición. Esta película habla sobre la «dignidad», sobre todo de la «lucha por la dignidad en los barrios periféricos de Madrid y de todas las grandes ciudades de España». «La gente iba huyendo de la miseria, de la persecución y represión de los años 50 en sus pueblos y empezaron a aterrizar en las periferias de las ciudades y a sobrevivir como podían», ha remarcado De No, al tiempo que explica que el documental también refleja «aquel momento en el que había que reconstruir España después de la Guerra». Extrapolando la película y su trama a nuestros tiempos, ‘Un hombre sin miedo’ trata asuntos como el «cambio de opinión, esa libertad que deberíamos todos tener, no ser hooligans, sino ser capaces de darnos cuenta que lo que estabas viendo o lo que creías que era la verdad, no está tan cerca de la verdad y poder cambiar de opinión».

La película ‘Un hombre sin miedo’ se estrenó en las salas el pasado 7 de junio, y se puede disfrutar todos los días a las 16.45 horas en Cines Casablanca. El director De No nos cuenta que «hay muchos tipos de público a los que les puede interesar», ya que durante las primeras proyecciones en Madrid, «mucha gente de los barrios periféricos, gente mayor, se sentían identificados y les causaba mucha emoción», y además este documental también está atrayendo a personas de otras generaciones que conocían este momento de la historia «desde lejos» y ahora «les está poniendo cara y sentimientos». «La película está teniendo muy buena acogida, a la gente le emociona, y la verdad que eso para un documental es muy importante por el sambenito que tienen estos trabajos de que son aburridos, pues esto es un halago extra», señala Juan Luis de No.

Y es que precisamente, sobre el cine documental, nuestro entrevistado indica que «siempre ha tenido mucho público, específico y fiel». El mayor problema de este tipo de cine es «encontrar hueco», en el proceso y en salas de cine saturadas, a lo que ahora se suma el boom de las grandes plataformas de streaming, que en su opinión, «están orientando el documental de no ficción y el gusto del público hacia un lado que a mi me parece poco diverso, como es el documental del famoseo o crímenes«. «Se están olvidando sobre todo las grandes plataformas de otro cine documental que también tiene su público, un público interesado en asuntos sociales o concienciación política, y ahí hay que corregir». «Aunque digan que hay diversidad, no la hay, en lo que respecta al cine documental», se sincera.

Para aquellos que no conozcan a Juan Luis de No, el cineasta extremeño cuenta con 30 años de experiencia en el mundo audiovisual. Ha trabajado como realizador, director de fotografía o montador para casi todos los canales de televisión de nuestro país y algunos norteamericanos y europeos, especialmente en programas culturales. Formado en Estados Unidos donde residió una temporada de su vida, a principios del siglo XXI comienza a desarrollar su trayectoria como realizador, guionista y productor. De No ha dirigido, producido y editado una docena de documentales para televisión así como varias series de contenido documental sobre temas culturales y sociales como la inmigración, la tecnología o la influencia de la economía global en los seres humanos.