Fran Sánchez defiende que el Club no contaba con la salida de Toni, pero la oferta del Girona es “una buena oportunidad para él”

Ilorcitano de nacimiento, Toni Villa llegó al Real Valladolid con 14 años, en una de las etapas más importantes de la vida de una persona. Ahora, con 27 sale del Club para emprender un nuevo camino lejos de los Anexos y Zorrilla, donde ha crecido. “Me marcho muy feliz y orgulloso. Esta es mi casa, mi ciudad. Volveré si se me abren las puertas porque yo aquí he sido muy feliz. El Real Valladolid me ha tratado fenomenal, me ha respetado y me ha querido mucho. Siempre me he sentido muy valorado”, señaló el jugador en la rueda de prensa de su despedida.

El canterano blanquivioleta se marcha con muchas experiencias en la mochila y siendo padre de una vallisoletana. “Los recuerdos no vienen hasta que uno se tiene que despedir. Me acuerdo del primer día con los trabajadores de la Residencia. Los he visto ahora y estaban realmente afectados porque no se lo creían. Voy a estar siempre para lo que necesiten”, dijo.

Agradecido por las muestras de cariño recibidas en las últimas horas, Toni aseguró que entiende la “tristeza” de los aficionados: “Después de una despedida se abre un nuevo camino. Llevo 13 años, pero el Real Valladolid tiene mucha más historia y seguirá siendo un grande conmigo o sin mí”. Además, el futbolista aprovechó sus redes sociales para enviar una carta abierta y personal a la que ha sido su afición en la última década.

El 1 de septiembre todo cambió y su etapa como blanquivioleta, de momento, terminó. “El Real Valladolid y yo creíamos que nuestros caminos estaban cerca de separarse. Estas cosas no pasan de una hora para otra, pero ha sido en un corto periodo de tiempo. Todas las temporadas en las que he estado se han fichado muchos jugadores y nunca he tenido miedo. Siempre me he sentido útil, bien y con minutos. Me siento un poco nervioso ante un cambio. Lo mejor para las dos partes era esta situación. Nunca voy a hacer nada en contra de los intereses del Real Valladolid”, explicó sobre su salida.

Preguntado por la reacción del vestuario, el murciano afirmó que “ninguno se lo creía”. “Me han deseado lo mejor, que sea lo más beneficioso para mí”, apuntó. Por otro lado, sobre la despedida de Anuar, contó el mensaje que trasladó a su amigo. “Ya le he dicho que siempre acabamos juntos”.

Toni estuvo acompañado en la sala de prensa a primera hora de la mañana de este viernes por David Espinar, director de Gabinete de Presidencia, y Fran Sánchez, director deportivo. El primero de ellos aseguró que el ilorcitano es “algo más que un jugador para esta institución”: “Nos ha mejorado a todos como personas. Ahora busca nuevos retos y formas de crecimiento. Esta es su casa”.

Mientras, Fran Sánchez lamentó la salida del jugador y afirmó que “profesionalmente es una pérdida importante”. Aunque no solo en lo futbolístico, ya que también ensalzó sus “valores como ser humano”. “Es un jugador que lleva desde los 14 años en el Club, capitán e importante en el vestuario. Siempre ha pensado en el interés del equipo y ha aceptado los roles que le han tocado. Darte las gracias y abrirte las puertas para cuando quieras”, comentó.

El director deportivo aclaró que este movimiento “ha sido totalmente independiente” al de Robert Kenedy. “Desde el día uno cuento con Toni Villa. Mi idea era que no saliera, pero así se han desarrollado los acontecimientos. Pese a que es jodido que salga por lo que nos da dentro y fuera del campo, le hemos dado la oportunidad de salir porque es él. Yo no quería que Toni se fuera. Entiendo que es un jugador que ha dado mucho a este club y que para él es una oportunidad. Ayer por la tarde no le podía garantizar que fuera a continuar más allá de 2023”, concluyó.