Espectacular persecución en Valladolid: huye de la Policía para no ser detenido y acaba estrellando su furgoneta contra una verja

Una espectacular persecución por las calles de Valladolid ha movilizado un amplio dispositivo policial a primera hora de esta tarde. Agentes de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional y Municipal de Valladolid han realizado una operación conjunta para detener a un hombre al que le constaba una orden de detención por violencia de género. Según informan fuentes policiales a Valladolid Plural, los hechos han sucedido alrededor de las 16.30 horas de este lunes 8 de julio, cuando la Guardia Civil contactó con la Policía Nacional y Municipal para pedir colaboración con el fin de interceptar una furgoneta blanca que estaban persiguiendo por la carretera desde Laguna de Duero a Valladolid, conducida precisamente por el varón que estaban buscando por malos tratos.

Los efectivos de la Benemérita dieron cuenta a los compañeros de los otros cuerpos policiales que el vehículo estaba accediendo a la ciudad de Valladolid y pedían refuerzos para intentar bloquear a la furgoneta. En ese momento, comenzó una persecución por las calles y carreteras de Valladolid por parte de dos patrullas de la Guardia Civil, quienes intentaron parar al huido pero no lo consiguieron ya que el conductor logró zafarse de los agentes. Poco después, un coche de la Policía Nacional intentó hacer lo mismo con el fin de impedir el paso al individuo, pero éste volvió a esquivar a los efectivos policiales continuando su huida. Además, durante la fuga, el conductor de la furgoneta también dejó cuantiosos daños materiales en vehículos policiales y en otros turismos particulares con algunas colisiones laterales y la rotura de espejos retrovisores.

Después de varios minutos de persecución, el conductor de la furgoneta perdió el control y se estrelló contra la verja de una empresa de la calle Bronce de Valladolid. Allí, en el Polígono Argales, los agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y Municipal rodearon al vehículo perseguido para evitar una nueva fuga y proceder a su arresto. A consecuencia del impacto de la furgoneta contra la valla, el conductor se quedó atrapado en el interior de su vehículo, por lo que tuvo que ser excarcelado por los Bomberos de Valladolid. Ya una vez liberado, inmediatamente los efectivos de la Benemérita procedieron a detener al varón por su delito pendiente de violencia de género y por los episodios de conducción temeraria y atentado contra la autoridad.