El puente de diciembre trae buenas cifras de visitantes a Valladolid y la hostelería prevé llegar al “completo” durante la Navidad

Valladolid encara estas fechas festivas con buenas miras de cara a la llegada de visitantes a la ciudad. El puente de la Constitución y la Inmaculada, al igual que ocurre con las fiestas navideñas, son citas marcadas a rojo por los hosteleros vallisoletanos de cara a impulsar el sector en épocas cruciales para su futuro, tanto a nivel de nivel de hospedaje como de restauración. De cara a este puente de diciembre contabilizando desde ayer día 5 y hasta el 10, las previsiones de hospedaje rondan el 65%.

En cuanto a la Navidades las perspectivas de ocupación podrían bajar al 40%, aunque este porcentaje alcanza una subida exponencial entre los días 26 al 30 de diciembre, pudiendo llegar en algunos establecimientos a una ocupación de casi al “completo” debido a la celebración en Valladolid de la Copa de España de Voleibol en categorías infantil y alevín con la llegada a su vez de padres y familiares.

En cuanto a la restauración, y teniendo presente las comidas y cenas de empresa habituales en estas fechas, los hosteleros señalan que hasta después del puente no se producirá un incremento importante, aunque si se ha notado un mínimo aumento en los últimos días de noviembre, y en cuanto a reservas, para los primeros días de diciembre. Aún así, unas cifras que para nada son comparable a lo que se espera una vez concluya el puente y llegue la semana del 12 de diciembre.

Desde esta fecha las reservas irán en un importante aumento hasta mediados de mes donde la práctica totalidad de establecimientos, principalmente del centro de Valladolid, llegan al 100% con todo su aforo completo. Tratando de definir una media de ocupación en la semana que transcurre entre el 12 y el 19 de diciembre, se puede calcular en torno al 85% o 90%. En lo que concierne a las comidas de los días de Navidad, Año Nuevo y Reyes, la hostelería vallisoletana nota un importante incremento de establecimientos que abrirán sus puertas al público en esas fechas, debido a la cada vez más importante demanda de clientes que deciden celebrar esos días comiendo fuera de casa, en clara contraposición a lo que venía ocurriendo antes de la pandemia.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, también se ha mantenido en esta línea optimista y se ha mostrado “convencido” de que el Puente de la Constitución y la Inmaculada serán “muy buenos” para la ciudad del Pisuerga con la llegada de visitantes. Puente asegura que el sector hostelero es “optimista” con la ocupación de esta semana festiva aunque también a contrapuesto que al igual que otros vienen hasta nuestra ciudad, los vecinos vallisoletanos también pueden optar por salir de Valladolid para pasar unos días fuera de desconexión.

De todos modos, el regidor vallisoletano confía que el grado medio de ocupación en Valladolid será “muy alto durante toda la semana”, al igual que ha sucedido este pasado fin de semana donde la afluencia ha sido “masiva” debido a la gran propuesta que el Consistorio vallisoletano programó con la proyección de un enorme videomapping navideño y con todas las actividades que se han programado para las siguientes semanas en la ciudad hasta el próximo Día de Reyes.