El Pucela pierde a Luis Pérez casi hasta finales de año

El lateral derecho del Real Valladolid, Luis Pérez, estará dos meses de baja. El defensor será intervenido quirúrgicamente a finales de la próxima semana a causa de la osteopatía de pubis que arrastra desde finales de la pasada campaña. El lateral convive con el dolor en la zona desde entonces, aunque en aquel momento optó por forzar para poder aportar su granito de arena en la consecución del objetivo del ascenso.

El sevillano, quien tuvo que pedir el cambio durante el partido ante el Girona a causa de un pinchazo en el aductor derecho, acumula 388 minutos en los 5 encuentros que ha disputado con el equipo en este arranque de temporada. De esta manera, Pacheta tendrá que apostar por el canterano Iván Fresneda para el lateral derecho como ya viene haciendo en las últimas jornadas.

Eso sí, con la lesión de Luis Pérez, esta posición queda solo con un efectivo natural por lo que el Pucela tendrá que rezar para que Fresneda no coja ni un resfriado. Otras de las opciones que dispone el técnico para esta demarcación sería Anuar que ya ha jugado algunos encuentros como lateral o Kike Pérez, que probó suerte como defensa en el amistoso ante Osasuna.

El jugador ha explicado a través de sus redes sociales esta baja por lesión que a pesar de que “he intentado por todos los medios durante 5 meses estar bien pero mi día a día y en mi vida cotidiana es vivir con dolor durante todo este tiempo. Rodeado de los míos volveré más fuerte y ahora toca apoyar al equipo desde fuera”. El blanquivioleta también ha querido agradecer “a todas las personas como médicos, fisios, amigos y familia que han hecho posible el sueño de ascender cuando no podía ni levantarme de la cama algunas mañanas y poder jugar estos partidos de Liga pero sobre todo agradecer todo lo que viene ahora. Al lío”

Por último, fuera del plano deportivo, Luis Pérez ha rechazado las críticas que ha recibido en las últimas semanas a raíz de su relación amorosa con la periodista Cristina Porta. Asimismo, el jugador ha asegurado que cierra su Twitter por los haters, “para terminar y quedarme tranquilo será mi último tweet porque vuelvo a quitármelo ante una red tan dañina, pero sobre todo por favor que no os duela tanto que alguien sea feliz en su vida privada e intentéis hacer daño con ello en mi vida profesional. Un beso haters”, concluye.