El Ayuntamiento de Valladolid adquirirá once nuevos autobuses eléctricos y la nave del servicio de bicicletas con una inversión de 10 millones de euros

El Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado la inversión de más de 10 millones de euros para la compra de once nuevos autobuses articulados eléctricos y otras actuaciones vinculadas a la movilidad del transporte público y el servicio de bicis con la adquisición de una nave específica para el equipamiento de este servicio. El acuerdo de la Junta de Gobierno supone esa aportación adicional a AUVASA mediante una “adenda” al contrato-programa. Además, se instalarán los puntos de recarga para los vehículos eléctricos y se adecuarán las instalaciones del polígono de Argales.

El concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, considera que este acuerdo “es fundamental para avanzar en la movilidad sostenible del servicio de transporte público y en el nuevo servicio de alquiler de bicicletas que se pondrá en marcha en Valladolid a primeros del próximo año 2023”. Son inversiones no contempladas en el presupuesto inicial ni en el contrato programa suscrito entre la empresa municipal del transporte y el Ayuntamiento de Valladolid.

En consecuencia, se ha autorizado el suplemento de crédito en la aplicación, ‘Transferencias de capital a entes públicos y sociedades mercantiles de la entidad local’ por importe de 10.110.745 euros. Así se aprueba la adenda al contrato-programa, recogiendo las inversiones concretas y su cuantía a financiar con la citada ampliación de aportación de capital, en el presente ejercicio presupuestario, que resultan ser las siguientes:

Dicha estipulación regula que “los importes consignados para las aportaciones de capital, se destinarán a la financiación del programa de inversiones aprobado cada año y se harán efectivos a medida que AUVASA ejecute dicho programa”. Por las razones expuestas en el hecho tercero, se ha dado vía libre al aumento de la aportación de capital.