Deslumbre y pegada en el debut europeo de la Selección Española ante Croacia

Nunca antes España había anotado tres goles en una primera parte de Eurocopa, ni Carvajal había marcado un gol en la Selección absoluta más allá de la tanda de penaltis, ni un futbolista menor de 17 años -en alusión a Yamal-, había disputado una fase final de estas características y mucho menos como titular. Un buen puñado de récords y una cantidad mayor de dudas que España ha disipado de un plumazo sobre el legendario césped del estadio Olímpico de Berlín en el que ya queda como el más brillante estreno de Eurocopa en toda su historia. El equipo dirigido por Luis de la Fuente ha tumbado a la tercera mejor del último Mundial y finalista de la Nations con tres directos al mentón en apenas un cuarto de hora de la primera parte.

Con un inicio en el que el seleccionador optaba por la dupla Nacho-Le Normand en defensa, con Cucurella por izquierda y Nico Williams con el precoz Lamine Yamal en los extremos. Eso y una presión asfixiante en campo croata que sacudía cualquier tipo de miedo, España salía decidida a ir a por el partido. Así, el talentoso centro del campo balcánico tenía problemas en su circulación, mientras robos y anticipaciones se sucedían, también las llegadas, como un primer disparo de Morata desde la frontal a los 7 minutos. Los de Dalic, por contra, sólo inquietaban a balón parado la portería española, hasta que poco antes de la media hora, una rápida transición aprovechaba lo preciso del pase de Fabián con la velocidad y ejecución de un Álvaro Morata que volvía a anotar en un gran torneo para aumentar de paso sus espectaculares números realizadores.

El tanto de España espoleaba a los ajedrezados que estaban cerca de empatar en su réplica con un disparo de Kovacic repelido en una estirada felina por Unai Simón. Poco le iba a durar el arreón de orgullo a los croatas, quienes se topaban con un impresionante requiebro de Fabián Ruiz en la media luna culminado con un zurdazo imparable al fondo de la portería balcánica con el 2-0. Era un segundo golpe replicado de nuevo con otro paradón de Unai Simón, insuperable durante todo el encuentro, a chut de Brozovic. La guinda a una primorosa puesta en escena se la fabricaban entre Lamine Yamal y Dani Carvajal, con centro medido del catalán y remate de primeras de killer del madrileño, quien marcaba su primer gol con España amén de aquél que daba el triunfo en la tanda de penaltis de la Nations ante los mismos croatas.

Con el 3-0 al descanso, el resultado ya no se movería tras la reanudación, con Croacia intentándolo de todas las formas posibles, banquillo incluido. Lamine Yamal se quedaba cerca del cuarto, con un remate repelido por Livakovic, de convertirse en el goleador más joven de las Eurocopas. Luis de la Fuente rotaba a los suyos y el guardameta Unai Simón volvía a exhibirse sacando su manopla a pasear en un penalti ejecutado por Petkovic con gol final en el rechace anulado a instancias de la sala VOR. Finalmente, el 3-0 no se movería con una goleada en suma con la que soñar en una Eurocopa que no ha hecho más que comenzar. Así, Italia aguarda ya el próximo jueves 20 de junio sobre el césped del Arena de Gelsenkirchen.