Así será la nueva VA-20 tras su ‘humanización’: un carril bici de 10 kilómetros, zonas verdes y reducción de calzadas

El Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible ha adjudicado por 12,8 millones de euros las obras para adecuar al paso de peatones y bicicletas un tramo de 10,3 kilómetros de la carretera VA-20 a su paso por la ciudad de Valladolid. Así, entre otras actuaciones, se construirá un carril bici de 10 kilómetros de longitud y se pondrán en marcha medidas para calmar tráfico en la travesía. En concreto, los trabajos de humanización se ejecutarán entre los kilómetros 0 y 10,300 de la carretera, en la ronda interior de la capital, en el tramo comprendido entre la glorieta de enlace con la N-620a en la Avenida de Burgos y la glorieta de inicio de la VA-30, ambas incluidas.

Las obras buscan integrar esta vía en el entorno marcadamente urbano en el que se encuentra, impulsando la movilidad sostenible y activa y mejorando la seguridad vial y la calidad de vida de los vecinos, con actuaciones como la construcción de una nueva vía ciclista de 10 kilómetros, debidamente señalizada y dotada con iluminación LED, acondicionamiento de nuevas zonas verdes, medidas para calmar el tráfico como reducción de la velocidad máxima a 50 kilómetros por hora, adecuación de la señalización vertical y cartelería, reducción a 6,50 metros del ancho de ambas calzadas, y la rehabilitación estructural del firme del tramo, entre la Avenida de Salamanca y la A-62.

Una vez finalizadas las obras, el tramo se cederá al Ayuntamiento de Valladolid de acuerdo con la normativa por la que se establece el marco para la celebración de acuerdos de entrega a los ayuntamientos de vías urbanas de la red estatal. Esta intervención se incluye en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, dentro del programa de humanización de travesías, el cual prevé invertir 105 millones de euros para potenciar un entorno urbano más sostenible, inclusivo y accesible.